(Del latín manus, mano, y tergere, enjugar, secar)

Paño de lino blanco con que el celebrante principal se seca las manos cuando las lavaba. Esto se hace inmediatamente después de la preparación del caliz.

Algunas veces, se utiliza una toalla blanca, no muy grande, y así se muestre el real sentido del lavabo.

EL SACERDOTE SE LAVA LAS MANOS ANTES DE LA CONSAGRACIÓN

Lo hace como gesto de purificación. El sacerdote se lava las manos para pedirle a Dios que lo purifique de sus pecados.


mayo 6, 2014 / Etiquetas: / Categoría(s): Manutergio /
enviar por Email (Enviar por Email) Url: http://tinyurl.com/y2zm5grf

Enviá mensajes al:
3322111188
qrcode Escanea este código con tu teléfono para ver la página desde tu móvil!