(Del latín purificatorium, que purifica)

Es un pequeño paño rectangular que usa el sacerdote en la Misa para limpiar el cáliz, la patena y sus dedos.  También sirve para limpiar la cruz cuando es besada.

Suele tener una cruz o símbolo litúrgico estampada en el centro.

En la primera parte de la Misa (antes del ofertorio), el purificador se coloca entre el cáliz y la patena. Una vez usado, debe tratarse con mucho cuidado hasta que haya sido lavado, porque lo más seguro es que hayan quedado impregnadas las especies consagradas (hostias y/o vino).

Al lavarlo, el primer enjuague lo hace un clérigo a mano, y esa agua usada se la arroja en tierra natural, por si han quedado partículas del Santísimo Sacramento sobre Él.


mayo 6, 2014 / Etiquetas: / Categoría(s): Purificador /
enviar por Email (Enviar por Email) Url: http://tinyurl.com/yyojfzws

Enviá mensajes al:
3322111188
qrcode Escanea este código con tu teléfono para ver la página desde tu móvil!